EL SABER INVISIBLE

Hay un profundo Saber detrás de lo "aparente", sólo al alcance de los ojos del Corazón

CHANGA

En los Reinos del Espíritu

Por Gaby López Andueza

LANDSCAPE

NOTA PREVIA:  El contenido de este artículo es informativo acerca de todo lo que tiene que ver con la Changa con el único propósito de aclarar al máximo los aspectos tanto acerca de la sesión-ceremonia como precauciones y efectos posteriores, pero de ningun modo se pretende invitar ó incitar al consumo de la misma o de  otras sustancias descritas aquí y menos fuera de un contexto especialmente preparado para ello.
Se advierte de que el uso de plantas maestras en solitario, con propósitos recreativos, sin la debida preparación y conocimiento de las mismas puede perjudicar más que ayudar derivando en expreiencias indeseadas además de  numerosos trastornos psíquicos y emocionales.

Nos encontramos en un punto del ciclo de la vida en el que como sucede cada determinados periodos de tiempo, el interés por la búsqueda espiritual y la sanación integral del ser se ve acrecentada en justa oposición a la locura imparable de la mente, el exceso del enfoque en todo lo material, la profunda enfermedad de la sociedad civilizada y la desconexión paulatina de la naturaleza debido a todas estas anteriores razones.

Y como en cada uno de estos periodos, el individuo comienza a mirar hacia dentro, encontrando profundos vacíos y haciendo frente a cuestionamientos acerca de dónde se encuentra, dónde va y porqué, cual es su cometido en la vida… tomando conciencia de que quizá las cosas no deberían ser o no son como en realidad nos muestran y llegando a la conclusión de que necesita respuestas, sanación y solucionar un creciente estado de insatisfacción en algunos o todos los ámbitos de su vida.

En este proceso es muy útil y a veces necesario contar con aliados que faciliten la conexión interior, la expansión de la conciencia y promuevan la sanación de un modo integral.

Así como el Yoga, el ejercicio, la meditación y las técnicas de autoayuda han llegado a nuestra sociedad, también podemos contar con poderosas ayudas, provenientes del mundo vegetal, actualmente denominadas “plantas maestras” y/o “medicinas ancestrales” como el Tabaco, Rapé, Hongo Psilocybe, Peyote, San Pedro, Iboga, Ayahuasca, etc., que llevan utilizándose desde hace miles de años a lo largo del planeta.

El trabajo con estas plantas/aliados se realiza en un contexto ceremonial especial, originalmente dirigido por un curandero, chamán, doctor ó sanador con la capacidad de la “visión”, que tenga gran conocimiento de las mismas, contacto con sus espíritus ayudantes y los de la planta, además los procedimientos rituales necesarios para facilitar un proceso seguro de apertura a la sanación del individuo.

En este texto hablaré concretamente de la CHANGA, que es de más reciente aparición y comparte las mismas características en cuanto a composición que la medicina AYAHUASCA, con algunas otras plantas añadidas en dependencia del tipo de trabajo que se desee realizar.

¿QUÉ ES LA CHANGA Y COMO FUNCIONA?

Como he mencionado anteriormente, la Changa es una mezcla de plantas que tiene relación directa con el brebaje amazónico Ayahuasca pues en su base contiene los dos mismos componentes principales, DMT extraida naturalmente de plantas y Banisteriopsis Caapi (Liana, hojas ó corteza), un potente IMAO (Inhibidor de la Monoaminooxidasa).

En el caso particular de la Changa y debido al gran potencial amplificador de la unión de esos dos componentes, se añaden otras plantas que entran en perfecta sinergia con las dos anteriores, viendo potenciados sus efectos curativos por las mismas. Esto da una nueva dimensión al trabajo y la experiencia pudiéndola llevar en distintas direcciones.

El método de aplicación de la medicina Changa es fumado en una pipa, bong o cigarrillo a diferencia del de la Ayahuasca que es bebido. Así pasa directamente a todo el sistema, expandiendo el nivel de conciencia casi de inmediato debido a la entrada en un intenso estado alterado de conciencia.

En este estado la Changa comienza su trabajo, abriéndonos las puertas del mundo del espíritu y trasportándonos en un indescriptible viaje que nos lleva hacia adentro, al centro de lo que somos y al mismo tiempo hacia afuera, al territorio de lo inefable en una profunda y perfecta conexión eliminando resistencias, miedos, ansiedades y proporcionando una sanación integral en todos los niveles

MECANISMOS DE ACCIÓN

Para tener una comprensión clara y sencilla sobre los procesos que desencadenan los estados a los que la Changa nos lleva (no entraré en complejidades químicas pues esto nos daría para escribir casi un libro) podríamos decir que la acción de la medicina se basa en el efecto que provoca la DMT al ser fumada como inmediato expansor de la conciencia de corta duración ( de unos 5 a 15 minutos máximo debido a su rápida degradación) y la prolongación del efecto que aportan las IMAOs contenidas en la Banisteriopsis Caapi y algunas otras plantas de la mezcla, lo que hace que la experiencia se puede extender de unos 20 a 40 minutos y con efectos posteriores de hasta 1 hora.

Por lo regular cuando se trabaja con otras medicinas maestras la vía de administración es bebida, salvo en el caso del Rapé y el Yopo que se realizan vía intranasal.

Esta es una vía de entrada en el estado alterado más lenta y con más permanencia de las sustancias en el cuerpo físico debido a que los procesos digestivos toman más tiempo para la sintetización de las sustancias y su posterior liberación. Así mismo el depósito en el sistema físico también permanece por más tiempo y la degradación es más lenta.

De este modo en algunos casos las experiencias puedan durar hasta 12 horas dependiendo de la medicina con unos post-efectos de días, semanas e incluso meses.

Pero aunque la Changa sea fumada y de duración más corta, esto no le resta poder y capacidad sanadora, además de poseer la ventaja de ser usada en varias ocasiones en la misma sesión con un efecto acumulativo de sus capacidades, pudiendo traer más información y profunda curación en todos los niveles.

SESIÓN Y CEREMONIA CON LA MEDICINA CHANGA

En el trabajo con la Changa al igual que con otras plantas maestras, lo que hará que sea una experiencia segura y profunda lo determina la forma en la que se realiza la sesión o ceremonia.
Debe ser llevada a cabo de modo respetuoso por un profundo conocedor de la medicina en cuanto a los efectos que produce, lugares a los que se accede con ella, energías y espíritus involucrados en el trabajo y con capacidad para abordar de modo directo y seguro cualquier evento que pueda producirse en la sesión.

En una sesión de Changa se traspasan  los límites de “lo conocido”, ó “la realidad habitual”, interactuando directamente con el inconsciente, otros reinos y niveles de inteligencia, en los cuales las cosas no suelen suceder de la misma forma y del mismo modo que suceden en un estado físico y mental ordinario.
La preparación y protección del entorno de trabajo es fundamental e incluye procedimientos especiales para preservar al receptor o receptores de cualquier influencia que pueda perturbar su experiencia, bien sean interrupciones por ruidos, molestias físicas y también y muy importante posibles intrusiones energéticas y espirituales que puedan acceder al mismo.  

Por otro lado cuando se solicita el trabajo con la Changa es habitual que se requiera tener una entrevista con el interesado en participar para determinar si se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales, con una actitud coherente con su realidad habitual, libre de brotes de ansiedad extrema, estados ilusorios, fanatización religiosa y agresividad incontrolable.
Tampoco se recomienda el trabajo con personas que hayan tenido ó tengan tendencia a la despersonalización, brotes psicóticos ó trastornos psiquiátricos severos.

Bajo ningún concepto se debe acceder a una experiencia con Changa si se están tomando medicamentos por prescripción médica como pueden ser los antidepresivos y/o tratamientos dedicados al control de la ansiedad, sistema endocrino, sistema nervioso central y cardiaco.Las interacciones con estos medicamentos pueden derivar en crisis serotoninérgicas, alteración del ritmo cardiaco e incluso sobrevenir cambios inesperados en el estado mental del individuo.
El encargado de la realización de la ceremonia debe estar previamente informado de cualquiera de los asuntos anteriores y debería evitar el trabajo con la medicina en el caso de que vea posibles complicaciones del estado físico o mental de la persona.

A partir de aquí, si todo está en orden y perfectamente preparado se inicia la experiencia con un proceso previo en el que se lleva a la persona suavemente a través de una meditación a conectar con su centro, realizando una declaración de intenciones y exponiendo a la Changa lo que deseamos sanar.

Una vez finalizada esta primera parte, se pasa a fumar la medicina bajo las indicaciones del responsable de la ceremonia y comienza el trabajo que llevará de unos 15 a 40 minutos hasta que la persona vuelve a su conciencia normal y esté disponible para poder hablar y decidir si desea volver a fumar en el caso de que no haya sido suficiente, desee un efecto más profundo ó más claridad en la información que ha recibido.

Este proceso se puede repetir varias veces y por lo regular con 2 ó 3 es suficiente en una sesión.
En ocasiones la experiencia es tan intensa y transformadora en la primera toma de la Changa que mucha gente declina volver a fumar pues ya es suficiente para ellos.

De modo posterior y cuando el/los participantes están completamente conscientes y centrados, se pasa a la fase de integración de la experiencia dónde libremente podrán describir y expresar los aspectos, sensaciones y dudas que se les plantean para dar forma a lo que han recibido.

Habitualmente en este punto, cerrando la sesión, es donde comienza el verdadero trabajo, incorporando toda la información a las vidas cotidianas de cada uno en los días venideros para realizar los cambios que sean necesarios y facilitar el proceso de sanación.

Se recomienda escribir todo lo que se recuerde de la experiencia para dejar registrado lo que ha sucedido con la máxima frescura, sin perder detalles en el caso de que haya que acceder a ello para recordar y aclarar dudas.
Por supuesto también el responsable de la ceremonia debería ser completamente accesible para poder aconsejar y/o ayudar al participante de modo posterior a la sesión.

¿QUÉ SUCEDE DURANTE LA SESIÓN?

La experiencia con la Changa para cada uno es completamente personal y subjetiva en cuanto a lo que ve, experimenta, lecciones que recibe y cambios que se producen por el trabajo de la medicina, que normalmente van relacionados con los problemas que desea solucionar.

Ocasionalmente la experiencia puede tomar direcciones diversas e inesperadas, limpiando y ajustando cosas que aparentemente no tienen nada que ver con lo que se ha ido a tratar, pero si se podrá descubrir una relación directa en un nivel profundo.

Todo ello sucede en “Los Reinos del Espíritu”, a los que se ve empujado de inmediato el receptor de la medicina en los segundos posteriores a fumarla y que sí son descritos de formas similares a las que detallaré a continuación por aquellos que han recibido la medicina.

Con la persona tumbada en el suelo y sus ojos cubiertos, sobreviene un estado de mareación que va creciendo en intensidad durante un breve lapso de tiempo e invita al abandono y apremia para soltar todas las resistencias e iniciar el viaje.

En este punto el espíritu de la Changa nos puede llevar a través de una suerte de túneles que nos envuelven y atraen hacia lugares desconocidos pero extrañamente familiares al mismo tiempo, ó simplemente nuestro “yo” se desintegra para aparecer en otro lugar, otro espacio, otro tiempo, otra realidad…

Salas abovedadas con facetas de color iridiscente nos reciben, todo ello acompañado de luces de gran intensidad que desprenden halos de energía que nos tocan para curarnos, puertas con símbolos extraños como jeroglíficos nos permiten saltar a otros niveles de conciencia con solo tocarlas, paisajes de indescriptible belleza donde encuentran seres que imparten enseñanzas o realizan sanación, animales selváticos que aparecen y nos transportan en su lomo a otros lugares, seres de apariencia desconocida hablando en lenguajes extraños que no podemos reproducir pero sí podemos entender, hebras de naturaleza electrónica con inteligencia propia fluyen a través nuestro renovándonos parte por parte… Y así un larguísimo etcétera de historias que parecen sacadas de un cuento de fantasía o ciencia ficción pero se experimentan de un modo completamente real y lleno de sentido.

Todo esto son algunos extractos de relatos referidos por participantes en las sesiones que sí tienen puntos en común pero no se pueden tomar como referencia de lo que ocurre en una sesión de Changa. Cada persona y cada experiencia son completamente únicas y diferentes, incluso para el participante dentro de la misma sesión.
En muchas ocasiones el viaje va cambiando y transformandose, permitiendo el salto a niveles superiores en los que  puede ó no puede experimentarse un estado visionario pero si se producen sensaciones intensas, se accede a conocimiento sobre uno mismo y se obtiene información precisa sobre los problemas que aquejan al receptor de la medicina.

También se produce un profundo efecto sanador incluso cuando la persona tenga la sensación de que no va a ninguna parte. Hay muchos casos en los que el trabajo de la Changa se centra única y exclusivamente en el plano físico, con completa conciencia de encontrarse en el lugar de la realización de la sesión y con todas las percepciones enfocadas en el cuerpo.

EFECTOS POSTERIORES A LA SESIÓN CON CHANGA

Después de la sesión comienzan  a manifiestarse cambios directos en la psique , pudiéndose observar una gran disminución o desaparición de la ansiedad, profunda calma y paz interior, eliminación de estados depresivos, enfoque y concentración mejoradas, desaparición de miedos, fobias y comportamientos compulsivos.
Se ha demostrado su gran efectividad como ayudante en el tratamiento de adicciones a sustancias y dependencias profundamente arraigadas.
También tiene un gran efecto en el trabajo de la eliminación de trastornos por estrés post-traumático.

A nivel físico puede ser un poderoso antiinflamatorio y favorece la eliminación del dolor tanto agudo como cronificado.
Mejora y puede eliminar cefaleas y migrañas, relajando la presión intracraneal lo que también ayuda en casos de pitidos en los oídos o tinnitus.
Dependiendo de la combinación de plantas en la mezcla también es útil para el tratamiento de afecciones pulmonares, problemas intestinales y recuperación de la sensibilidad nerviosa después de accidentes.

Es importante indicar que el trabajo con la medicina Changa no es una panacea ó una solución para cualquier cosa pero si puede ser de una gran ayuda como apoyo para sanación integral a todos los niveles. Finalmente reseñar que la efectividad siempre va a depender de la apertura de la persona que lo recibe y de su disposición con el corazón abierto para recibir la sanación.

Después de las sesiones siempre queda un largo trabajo por realizar para poder traer el estado deseado a nuestras vidas de un modo humilde, consciente y lo más amoroso posible.

Para información más detallada sobre cualquiera de los aspectos mencionados en este artículo  y otras dudas puede contactarnos a través de la dirección de e-mail: info@elsaberinvisible.com ó vía Whatsapp en el: +34644720480

 

Gracias por acompañarme en esta lectura y feliz viaje!

PAISAJE CHANGA