EL SABER INVISIBLE

Hay un profundo Saber detrás de lo "aparente", sólo al alcance de los ojos del Corazón

CRISIS. COMO SER LA ISLA EN LA TORMENTA

En estos momentos nos encontramos con una crisis de magnitud planetaria.
La población confinada, se encuentra en un estado sobre el que tiene poco o ningún control y de poco nos sirve lo que conocemos o realizamos habitualmente para poder sobrellevarlo.
Todo esto inevitablemente genera situaciones de ansiedad, sufrimiento y en algunos casos desesperación que no hacen sino retroalimentar este estado a un nivel individual , y por derivación, global.

Desde EL SABER INVISIBLE, hemos querido observar los aspectos “no habituales” que hacen que situaciones como esta escapen a nuestro control y ofrecemos algunas ideas y reflexiones para hacernos más conscientes de nuestro estado REAL en momentos como este, así como herramientas para poder encontrar nuestra Isla en medio de la Tormenta y así poder acometer la situación con éxito y sin sufrimiento.

OBSERVANDO EL MENSAJE DETRÁS DE LA CRISIS:

Formamos parte de un conglomerado relacional, aparentemente estable, que puede ser perfectamente alterado por una minúscula partícula o un evento. Nosotros, como pequeñas partículas de un todo infinito realizamos lo mismo en un nivel más grande.

En un estado de limitación nuestro círculo próximo es todo nuestro universo y cualquiera de nuestras acciones afecta al entorno inmediato y por derivación a nosotros mismos.

Nuestras espectativas acerca de cómo son o como van a ser las cosas son sólo eso, espectativas.
Pueden venirse abajo de un plumazo y sin previo aviso. No tenemos verdadero control sobre nada.

Vivimos sobreestimulados, instalados en la comodidad y la facilidad, con la cual construimos nuestra «normalidad», le damos validez y aceptando dichos estímulos como necesarios y beneficiosos le llamamos progreso, cuando en realidad es «dependencia».
Cuando se nos priva de ellos, nos frustramos pues hemos depositado todo lo que somos en algo que en realidad no necesitamos y ahora se hace imposible vivir sin ello.

Hemos perdido la capacidad de adaptabilidad a las situaciones sin sufrimiento, por la incapacidad de aceptar las cosas como son y como vienen.

Hemos olvidado lo que es el silencio. Nos asusta la calma y la quietud, creemos que si no hay movimiento constante, no merece la pena.

Y lo más importante, si miramos más allá es: SUFRIMOS EN UN ESTADO DE CRISIS PORQUE NO HACIÉNDONOS CONSCIENTES DE NUESTRA SITUACIÓN REAL NOS AFERRAMOS A SEGUIR MANTENIENDO UNAS PREMISAS, IDEAS Y FORMAS DE ACTUACIÓN QUE NO NOS SIRVEN Y EN ESTOS MOMENTOS SE EVIDENCIAN COMO INSOSTENIBLES.

FRASE PARA MEDITAR: Sólo lo Esencial, no dependiente y Flexible se sostiene en la tormenta.

ERRORES HABITUALES EN ESTADO DE CRISIS:

No aceptación de la situación, no entendimiento, no rendición, no humildad ante lo que es más grande y no podemos controlar.
Resultado: Confusión, miedo, pánico, bloqueo e incapacidad para tomar decisiones por ello.

Pensar, qué haré inmediatamente cuando pase esto.
Resultado: Una acción que directamente nos proyecta a un punto en el cual encontraremos una motivación para continuar, pero en contrapartida nos coloca fuera del estado presente y en muchas ocasiones genera una ansiedad por la distancia del momento anhelado.
Por otro lado también nos sitúa en una visión íntegra de lo que consideramos «ideal”, identificándonos con ello y llevándonos a sufrir en este momento precisamente por no tenerlo.

Sostener el comportamiento y modo de relacionarnos habitualmente, continuando con nuestras manías y preferencias personales.
Resultado: Debido a que la situación y el contexto limitan ese comportamiento, inevitablemente encontraremos fricciones, ira, incomprensión y rencor a través de conflictos constantes por nuestra inflexibilidad.

Mover las dependencias buscando llenar los vacíos con otras cosas que palíen la ansiedad en lugar de mirar porqué es producida.
Resultado: El pozo del vacío se hace más grande para albergar todas esas nuevas cosas, hasta que no puede resistir más, explotando o sumiéndonos en una confusión constante.

HERRAMIENTAS Y TÉCNICAS PARA ENCONTRAR LA ISLA E IDENTIFICARSE CON ELLA:

Como la mayor parte de problemas en esta situación vienen por la desconexión con nuestro centro y con el resto, que es ocasionado por el estado mental retroalimentado por el miedo y la no aceptación de la situación, podremos poner en marcha varios modos para encontrar el centraje, la calma y la conexión. Todos parten del mismo punto. AHORRO DE ENERGÍA.

REFLEXIONAR SOBRE LOS PUNTOS QUE HEMOS MENCIONADO EN LOS PÁRRAFOS ANTERIORES.

VARIAR LA ALIMENTACIÓN: Reduciendo cantidades en la ingesta de cada comida, separando las comidas lo máximo posible para poderlas apreciar con más intensidad y de modo más satisfactorio. (salvo que tengamos un problema como la diabetes u otro que requiera una dieta especial). Beber suficientes líquidos como agua e infusiones en los espacios entre comidas.
Estos cambios nos harán poner más energía en la mente que en el cuerpo, permitiendo que se acalle y se clarifique.

TRABAJAR LA ACEPTACIÓN: Dado que tenemos poco o ningun control sobre la situación que nos afecta, tomar verdadera conciencia de ello y trabajar con ejercicios esa aceptación para reutilizar toda esa energía puesta fuera y revertirla hacia nuestra calma y bienestar personal.

DETENER LA INTOXICACIÓN POR SOBREESTIMULACIÓN: No necesitamos más información de la que nos sea necesaria y nos ayude a solucionar realmente nuestro modo de responder al momento en el que nos encontramos. Noticias contradictorias, televisión, internet, videojuegos, sólo contribuyen a introducir más caos y mantener la mente rumiante en un estado de aceleración fuera del centraje.
Tratar de reducir al máximo lo que no sea verdaderamente necesario.

PRACTICAR LA OBSERVACIÓN: Fijarnos en los aspectos acerca de todo y de todos con sumo cuidado, para poder darnos cuenta de las cosas que no apreciamos normalmente, sin emitir un juicio, sin reaccionar positiva o negativamente nos gusten o no, simplemente como hechos que suceden para descubrir la vida que hay detrás de todo y a la que no prestamos atención.

TRABAJAR CON LA RESPIRACIÓN: Aquí un pequeño y sencillo para detener la mente y llevarla a la quietud rápidamente.

Respira profundamente por la nariz hasta llenar los pulmones, poniendo toda tu atención en ese hecho.
Aguanta el aire 4 segundos y despues vacía lentamente los pulmones a través de tu boca con completa concentración en ello.
Cuando llegues al final con todo el aire fuera de los pulmones y sin detenerte conecta directamente con la siguiente inspiración y continúa desde el principio del ejercicio.

Repite el ciclo 6 veces. Respira normal y observa tus pensamientos y tu estado, si no se ha calmado del todo repite el ejercicio por otras 6 veces.

En muchos caso este ejercicio induce el sueño y además es una buena herramienta para conciliarlo.
No te resistas en ese caso. Deja que haga su efecto. Suelta el control.

Todas estas ideas, reflexiones y ejercicios son parte de un grupo más grande desarrollado por nosotros en especial para poder manejar con éxito desde el trabajo individual un gran estado de crisis.
Igualmente pueden ser adaptados como sistemas para poder incorporarlos en nuestra vida y hacerla más plena.

Si deseas una ampliación de todo esto, realizamos sesiones individuales via Skype ó Zoom.

También vamos a habilitar charlas globales acerca de todos estos conceptos y trabajo, las cuales publicaremos en estos días a través de nuestras redes sociales.

Puedes contactar con nosotros para más información ó solicitar video sesiones en:

Whatsapp: +34 644720480
Email: info@elsaberinvisible.com
Instagram: @elsaberinvisible

Gracias por tu lectura y recibe toda fuerza que te pueda llegar desde aquí.

EL SABER INVISIBLE

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest

Deje un Comentario